Teléfono de Urgencias Generales: 91 453 94 10

El virus de la solidaridad a la que estamos llamados

24/03/2020
coronavirus clinica santa elena

El Instituto de Religiosas de San José de Gerona nació ahora hace 150 años para acompañar a los enfermos, a los más desvalidos. Eso significa entenderlos, comprenderlos, saber lo que necesitan y dárselo de la mejor forma humana posible.

 

En los días que nos toca vivir, esa solidaridad consiste en saber que podemos hacer mal a nuestros mayores y que nuestra primera y principal obligación es permanecer en nuestros hogares y hacer un uso más que responsable de los servicios de urgencia. Y dicho esto, permítannos compartir alguna observación para hacer compatible la necesaria preocupación y ocupación de todos, con un halo de optimismo en el futuro si actuamos todos juntos.

 

Así, antes que nada, Clínica Santa Elena desea agradecer a todos sus profesionales las muestras de ayuda desinteresada que estamos recibiendo. Vaya por delante también nuestro más sincero agradecimiento a los equipos que velan por nuestros pacientes, a urgencias, radiología, laboratorio, intensivos, hemodiálisis, a doctores, enfermeras y personal de administración. Todos están siendo un ejemplo de servicio y altura de miras que, una vez más, deja corta toda previsión, ya de por sí muy alta.

 

Debemos tener presente que el porcentaje y la velocidad de contagio del COVID-19 es alto, pero también es muy alta la tasa de recuperación completa en poco tiempo. La mayoría de víctimas tenían patologías previas lo que no constituye sino un motivo más para que extrememos nuestra solidaridad.

 

Nuestro sistema de salud se encuentra entre los mejores del mundo y es capaz, no sin un gran esfuerzo, de solventar esta situación. Los profesionales de la salud están también perfectamente capacitados desde un punto de vista científico y humano para atender a quien más lo necesita. Su solidaridad debe contar sin duda con la previa solidaridad de todos nosotros. Nuestra disciplina es la salud de nuestros mayores.

 

Los materiales para combatir esta patología que ha puesto en jaque al mundo no son ilimitados. Hacer por tanto un buen uso de mascarillas u otro tipo de productos asegurará que aquellos que los necesitan por su gravedad puedan disponer de ellos sin dificultad. También aquí debe llegar nuestra solidaridad.

 

En Clínica Santa Elena, la Dirección Asistencial y la Gerencia estamos en continua comunicación con las autoridades sanitarias de la Comunidad y con los profesionales responsables de los servicios asistenciales del centro para informar y adaptar nuestros protocolos de evaluación y tratamiento a pacientes a las necesidades y orientaciones que se definan en cada momento. Asimismo, trabajamos en coordinación con la Dirección de Personal, Farmacia, PRL y Coordinaciones Asistenciales, para mantener disponible el material necesario para proteger al personal en cada momento, vigilar y procurar que su uso se haga de una forma racional conforme a las necesidades reales y los protocolos asistenciales definidos.

 

Hoy más que nunca, el lema de nuestra Madre Fundadora, María Gay “Aliviar el dolor y sembrar la paz”, pasa por la solidaridad de todos nosotros, conscientes de que nos enfrentamos a un virus que será vencido con esa solidaridad a la que estamos todos llamados.

Accesos directos - Santa Elena