Santa Elena con el Día Mundial de la Alergia

02/12/2015

Las enfermedades alérgicas aumentan cada año. Las posibles causas son muy variadas. Existen factores genéticos predisponentes pero estos no bastan para justificar el aumento observado en la incidencia de estas enfermedades, contribuyendo hábitos sociales, cambios climáticos, nuevos productos industriales…

La alergia en conjunto es una respuesta exagerada (reacción de hipersensibilidad) del sistema defensivo (sistema inmunitario) del paciente que identifica como nocivas determinadas sustancias inocuas denominadas alérgenos (como pueden ser los pólenes de algunas plantas o los ácaros del polvo doméstico) habitualmente toleradas por la mayoría de las personas.

Existen muchos tipos de alérgenos:

  • Inhalados o aeroalérgenos (pólenes, ácaros, epitelios de animales…).
  • Alimentarios (proteínas de leche de vaca, huevo, frutas, frutos secos…).
  • Fármacos (antibióticos, antiinflamatorios, anestésicos…).
  • De contacto (níquel, cromo, perfumes…).
  • Ocupacionales o laborales (látex, harina de trigo…).
  • Veneno de insectos (abeja, avispa…).

Todas estas sustancias pueden sensibilizar a la persona predispuesta, de modo que su sistema inmunitario produce una serie de anticuerpos, contra estos alérgenos. Estos anticuerpos se fijan a la superficie de unas células llamadas mastocitos (localizadas en la piel y mucosas) y basófilos (circulantes en el torrente sanguíneo). Cuando el paciente vuelve a tener contacto con el alérgeno se produce una liberación de  una serie de mediadores proinflamatorios, responsables de los diferentes síntomas y signos de las enfermedades alérgicas.

Las enfermedades alérgicas más frecuentes son: rinitis alérgica, asma alérgica, urticaria, dermatitis atópica, dermatitis alérgica o de contacto, alergia alimentaria, látex, anisakis, pólenes y en su grado más severo la reacción denominada anafilaxia.

En la Clínica Santa Elena la Unidad de Alergología dirigida por el Dr. Jaime Royo Cabañero le dará cobertura al diagnóstico y tratamiento de todas las patologías con una base alergénica:

  • Primeras alergias alimentarias en niños, pasando por los iniciales síntomas de rinoconjuntivitis y asma que pueden aparecen en la infancia y adolescencia, hasta el asma más evolucionada en el adulto.
  • Alergias a medicamentos y alimentos.
  • Alergias de tipo laboral y ocupacional.
  • Alergias o dermatitis de contacto y otras reacciones cutáneas como las urticarias y el angioedema.
  • Inmunoterapia con vacunas específicas y personalizadas para patologías como la rinoconjuntivitis y el asma.

Accesos directos - Santa Elena