Enfermedad de Crohn. Causas y síntomas

29/07/2014

 

La enfermedad de Crohn es un proceso inflamatorio crónico del tracto intestinal principalmente. Aunque puede afectar cualquier parte del tracto digestivo desde la boca hasta el ano, suele afectar la porción más baja del intestino delgado (íleon) o el intestino grueso (colon y recto).

Se trata de una afección crónica y puede recurrir varias veces durante la vida. Algunas personas tienen períodos prolongados de remisión, a veces durante años, en los que no presentan síntomas. No existen marcadores que alerten con antelación sobre la posibilidad de un nuevo brote.

Debido a que la enfermedad de Crohn puede afectar cualquier parte del intestino, los síntomas pueden ser muy distintos entre un paciente y otro. Los más comunes incluyen cólicos, dolor abdominal, diarrea, fiebre, pérdida de peso e hinchazón. Otros síntomas pueden incluir dolor anal o secreción, lesiones de la piel, abscesos rectales, fisuras y dolor de articulaciones (artritis).

La causa de la enfermedad de Crohn no se conoce con certeza. Se sabe que tiene su origen en una respuesta exagerada del sistema inmune, en la que están involucrados algunos genes que predisponen a la enfermedad. Diversos estudios médicos han observado que la influencia de factores ambientales podría favorecer su aparición. Por ejemplo, ciertas infecciones gastrointestinales en la niñez, el uso de anticonceptivos orales o de antinflamatorios podrían gatillar un brote. Sin embargo, parece que uno de los factores que favorecen su aparición es el consumo de tabaco, que, además, agrava la condición de los pacientes..

Como siempre, el mejor tratamiento lo recomendará un especialista, pero inicialmente casi siempre requiere medicación. No existe una “cura” para la enfermedad de Crohn; sin embargo, la terapia médica con uno o más fármacos proporciona un medio para tratar la enfermedad en su etapa temprana y aliviar los síntomas, prolongando los periodos de remisión. Los fármacos que se pautan más comúnmente son corticoesteroides, como prednisona y metilprednisolona y varios agentes antiinflamatorios e inmunosupresores.

En los casos más avanzados o complicados de la enfermedad, puede recomendarse la cirugía, pero no todos los pacientes que tienen estas u otras complicaciones la precisarán. La consulta con el gastroenterólogo y el cirujano de colon y recto ayuda a tomar una mejor decisión.

En la Clínica Santa Elena, implicados en ofrecer los servicios de mayor calidad, desde la Unidad de Aparato Digestivo le acercamos a los mejores especialistas, donde le realizarán un estudio completo y un enfoque adecuado de su patología.

 

Accesos directos - Santa Elena