Teléfono de Urgencias Generales: 91 453 94 10

Mareo y Vértigo

Consejos de salud
Mareo y vértigo

El mareo es un síntoma frecuente y discapacitante que puede ser debido a múltiples causas. Aunque la mayoría de ellas son benignas y con un tratamiento específico podemos hacer que el paciente se integre a una vida normal, en otras ocasiones puede ser el primer síntoma de patologías importantes.

Deberemos distinguir entre vértigo (cuando existe sensación de que el entorno o nosotros nos movemos), inestabilidad (sensación de inseguridad en la marcha) y sensación presincopal. Una evaluación integral y adecuada llevará al diagnóstico y nos permitirá instaurar un tratamiento específico para el paciente.

Evaluación

El mareo y el vértigo son dos cuadros frecuentes. La diversidad de entidades que se esconden bajo los síntomas y su dificultad hace fundamental un estudio específico. Como en la mayoría de las entidades neurológicas la historia clínica suele ser el elemento fundamental en el diagnóstico, ésta, complementada con una adecuada exploración neurológica nos va a otorgar datos indispensables para dirigir las pruebas complementarias y pautar un tratamiento específico.

Procesos variados pueden cursar con inestabilidad, desde ser un síntoma de la migraña, a problemas otológicos, tumores, enfermedades de los nervios, mareo neurofisiológico, fármacos, tóxicos o afectaciones sistémicas o vasculares entre otras.

Cuadros clínicos

El término vértigo implica ilusión de movimiento y prácticamente siempre hace referencia a una afectación de las vías vestibulares centrales o periféricas. Habitualmente esta sensación será rotacional en el plano horizontal, sin embargo en algunos pacientes puede ser de desplazamiento o de giro en al plano vertical.

El término mareo puede hacer referencia a un cuadro de alteración del equilibrio. Habitualmente solo está presente con la deambulación y bipedestación. No se suele acompañar de ilusión de movimiento. El comienzo suele ser insidioso y los síntomas pueden progresar. Se puede observar en pacientes con afectación vestibular, degeneración espinocerebelosa, ataxia sensorial, mielopatía, hidrocefalia, desequilibrio multifactorial y como efecto colateral de distintos grupos farmacológicos.

La sensación presincopal se presenta inmediatamente antes de perder la consciencia. Al no acompañarse de sensación de movimiento es habitualmente es fácil de distinguir del vértigo. El mecanismo fisiopatológico es la reducción del flujo sanguíneo cerebral. Una reducción moderada conlleva la presencia de un cuadro presincopal y una reducción mayor la del síncope

Los cuadros de inestabilidad reducen mucho la calidad de vida de los pacientes. Muchos de ellos tienen un tratamiento específico. En la Clínica Santa Elena en la Unidad Integral de Neurociencias Aplicadas abordamos el estudio y tratamiento de estas patología con los medios técnicos más avanzados y de una manera personalizada, dando solución a su problema.

Unidad Integral de Neurociencias Aplicadas. Clínica Santa Elena

Martes, 31 Enero, 2017 - 17:17

Accesos directos - Santa Elena